Restaurante El Mentidero de la Villa
667
post-template-default,single,single-post,postid-667,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-18.0.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive,elementor-default

Restaurante El Mentidero de la Villa

El Mentidero de la Villa

 

Cualquier residente en el barrio de Chamberí debería conocer el restaurante del que hablaremos a continuación. Cumpliendo ya 18 años desde su primera apertura, el Mentidero de la Villa, se ha convertido en un referente de la restauración en la Comunidad de Madrid. Su ambiente acogedor, al igual que la calidad indiscutible en cada uno de sus platos, convierten al Mentidero en un local de obligada visita para Top Restaurantes.

 

 

Si algo llama especialmente la atención en el Mentidero de la Villa es la sorpresa al entrar en su interior. Lo que, a primera vista desde el exterior, parece ser un local discreto y de un tamaño relativamente pequeño, se convierte en una auténtica experiencia cuando recorremos sus diferentes espacios distribuidos en varias alturas. En líneas generales, podemos diferenciar dos zonas principales: una dedicada al restaurante propiamente dicho, con la carta de sugerencias y propuestas más formales y, un segundo espacio, dedicado al concepto tan popular actualmente denominado  “AfterWork” y que, en el Mentidero, tiene el nombre de Gyn Bar.

 

 

Nosotros tuvimos el privilegio de realizar nuestra degustación en este espacio, un poco más informal pero con una calidez y elegancia muy especial, tanto en la decoración como en el trato del personal, muy atento y correcto en todo momento. Decidimos comenzar nuestra aventura gastronómica dejándonos asesorar por el excelente equipo de camareros y, saliéndonos de lo que se ofrece habitualmente en la parte de Gyn Bar, pudimos probar algunos platos que conforman la carta del restaurante como tal.

 

Por ello, comenzamos con unas alcachofas a baja temperatura en horno de leña con aceite de oliva que, honestamente,  fueron una grata sorpresa, no solamente en la textura (estaban increiblemente tiernas) sino en ese inconfundible sabor de la leña que, normalmente, asociamos a las carnes y pescados, pero nunca a las verduras. Para acompañar las alcachofas, disfrutamos de un delicioso atún laminado con cebolletas frescas.  Al margen de lo que faltaba por venir, este plato ya supuso gran parte de nuestro veredicto positivo para el Mentidero.

 

 

A continuación, nos decidimos por un steak tartar “Mentidero” con mayonesa de trufas negras, en el que, la salsa especial de la casa, con sólo una pizca de picante, nos permitió saborear la gran calidad de la carne.

 

 

Y, de la carne cruda, a la carne braseada. Nos decantamos por el Wagyu laminado a la brasa con suave chimichurri. De nuevo, un gran acierto, donde queda demostrada la excelencia de la materia prima y la cuidada elaboración.

 

Para finalizar, optamos por la tarta tatín de manzana caramelizada con chantilly de vainilla y el coulant de chocolate con helado de vainilla de Madagascar. Los dos postres estaban exquisitos pero nos conquistó más el tatín de manzana, por la textura artesanal del hojaldre y el contraste con el chantilly.

 

 

De nuevo, estamos ante una de las joyas gastronómicas de la capital, de obligada visita para aquellos que aún no lo conocen. Decir que, el precio medio de carta es de unos 40€ persona en el restaurante pero, en la zona del Gym Bar, podemos disfrutar de platos menos elaborados, como exquisitas hamburguesas, a precios más que razonables.

 

El Mentidero de la Villa

91 308 12 85

C/ Almagro, 20

Servicio de aparcacoches

C/ Zurbano,17

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies