Restaurante Álbora
149
post-template-default,single,single-post,postid-149,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-18.0.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive,elementor-default

Restaurante Álbora

Restaurante Álbora

 

Pocas palabras son necesarias para definir un restaurante premiado con una estrella Michelín y calificado como mejor restaurante del año por Metropoli en el 2015.

Si, a todo esto, le añadimos un entusiasmo contagioso por la gastronomía de alta calidad y una bodega con más de 600 referencias, el resultado es Álbora, un rincón gastronómico de referencia en la capital que no podía faltar en Top Restaurantes.

 

Con tan sólo poner un pie dentro de Álbora, ya nos atrapa esa sensación de calidez que transmite la fusión entre una decoración sobria y elegante al mismo tiempo. Podemos observar dos espacios completamente diferenciados. Por un lado, una parte más informal, cercana a la barra, con mesas altas y bajas y, una parte de arriba, donde encontramos el restaurante gastronómico como tal.

 

 

Por supuesto, cada espacio tiene su propia carta. Mientras, en la zona de barra, podemos encontrar elaboraciones rápidas, a base de raciones, conservas y verduras La Catedral, embutidos excepcionales de Joselito y platos de cuchara, carnes y pescados de gran calidad, la parte superior, está reservada para menús degustación propuestos por el chef. 

 

 

En esta ocasión, nos ubicamos en la parte inferior y tuvimos el privilegio de probar algunas de las propuestas, como un excelente Jamón ibérico Joselito, una auténtica delicia que nos mostró la alta calidad en la selección de embutidos de Álbora.

 

 

Por supuesto, no podíamos irnos sin probar algunas de las especialidades más reconocidas, como las croquetas cremosas de jamón Joselito o las albondiguillas de pluma ibérica. Dos caprichos para el paladar con los que pudimos comprender la merecida fama de ambas propuestas.

 

 

Pero fue en la parte de los postres donde Álbora terminó de enamorarnos. La torrija caramelizada con helado de canela, resultó una elección perfecta para culminar una comida digna de un restaurante a la altura de los más grandes.

 

Una vez más, hemos comprobado que, los premios y certificados de excelencia gastronómicos, no están alcance de cualquier restaurante, únicamente de los que vuelcan toda su energía y pasión por la cocina, tanto en la elaboración de sus platos, como en la selección de las mejores materias primas. Sin duda, Álbora, ha sido uno de nuestros mejores descubrimientos en este último año.

 

Restaurante Álbora

Calle Jorge Juan, 33, Madrid

reservas@restaurantealbora.com | Tel: 917816197

No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies